Make your own free website on Tripod.com

El mundo

Iglesia de Cristo ] Directorio ] Escuelas ] Mapa ] Otras páginas ] Secciones ] Acerca de Nosotros ] Buscar... ]

Contáctenos

SALIR

     Todas las características de la creación están influidas por el hecho de que la creación ha sido dañada: "un enemigo ha sembrado cizaña en el trigo" 

     El término "Mundo" es usado generalmente para indicar el hecho y efecto del pecado -la rebelión contra Dios-. Génesis 3 relata cómo a través del primer acto de rebelión, la imagen de Dios en el hombre ha sido distorsionada: la muerte ha entrado en la historia humana, y la creación entera ha sido dañada.

    El término "pecado original" está íntimamente relacionado con el debate sobre la caída. Originado en Agustín (354-430), el término puede ser tomado al menos de dos maneras: 

    a) Todos los hombres son pecadores al nacer (una posición tendiente a quitarle al hombre la responsabilidad personal por su situación); 

    b) Los hombres nacen en un mundo tan impregnado por el pecado que es imposible escapar de la tentación. 

    Inevitablemente, todos los hombres pecan (cfr. 1 Juan 1:8-10). Así "pecado original" puede referirse al hecho de que una vez que ha entrado en la historia humana, el pecado se esparció como una enfermedad contagiosa, infectando a cada hombre nacido en un medio pecaminoso.

    Además si bien el pecado lo ha distorsionado, el mundo físico no es malo por naturaleza. Fue creado por Dios y estimado como bueno. Además, Dios no ha abandonado a su creación a causa del pecado. La salvación significa la re-creación. Esto es, la restauración de la imagen de Dios que el pecado ha pervertido. Dios aún ama a su creación, no importa lo estropeada que haya sido por el pecado.

    Finalmente, el libre albedrío del hombre está en el mismo centro de los problemas del mal. Aunque la Biblia plantea muchas preguntas importantes respecto a estos tópicos (el origen de Satanás etc.), también enseña claramente que la voluntad del hombre está íntimamente asociada con el problema del pecado (cfr. Santiago).

    Tradicionalmente, los cristianos han ligado el problema de la caída con el libre albedrío del hombre. Dios no ha creado al hombre como una marioneta o un robot para obedecer caprichos divinos. El ha creado al hombre con la capacidad de dirigirse a sí mismo y de aceptar o rechazar a Dios. Dios no obliga ni impone. El desprecia la tiranía, deseando provocar amor espontáneo a través de sus compasivas y poderosas palabras y obras. Como un padre que permite a su hijo aprender ciertas lecciones a través de la experiencia (un paso necesario y no falto de riesgos). Dios ha creado al hombre con la libertad de elegir su propio Curso.

La creación

 

El Creador

 

El mundo

Si tiene dudas o comentarios sobre esta página, contáctenos a [ic_jonathan@msn.com]

todos sus comentarios y aportaciones son importantes para nosotros colabore en nuestras secciones

Gracias por su visita, le esperamos nuevamente