Make your own free website on Tripod.com

Organización de la Iglesia de Cristo

Iglesia de Cristo ] Directorio ] Escuelas ] Mapa ] Otras páginas ] Secciones ] Acerca de Nosotros ] Buscar... ]

Contáctenos

SALIR

Organización de la Iglesia:

      Es difícil para el hombre moderno tener un concepto del Cristianismo sin las organizaciones eclesiásticas; sin embargo, la organización de la iglesia del Nuevo Testamento era muy sencilla. No leemos en la palabra de Dios de Jerarquías, sínodos, ni de concilios especiales; tampoco hay mención del Papa, presidentes ni Arzovispos. Todo esto ha venido como resultado de la invención humana con el fin de lograr la exaltación del hombre. Títulos como "Reverendo", "muy Reverendo" y "Padre" se desconocen en la Biblia. Dios no es glorificado con todo esto. 

     Cristo es la única Cabeza de Su iglesia (Efesios 1:22, 23; Colosenses 1:18); como cabeza el da todas las órdenes a su cuerpo. No hay tal cosa como una cabeza en la tierra y otra en el cielo. Así como una cabeza tiene un cuerpo, así un cuerpo tiene sólo una cabeza. Cualquier otro arreglo no es ni natural, ni lógico.

     También podemos ver la sabiduría de Dios al hacer cada congregación autónoma; es decir, cada congregación se gobierna de por sí sola, la iglesia en Jerusalén, no dependía de la Iglesia de Corinto ni la de Roma. Cuando uno depende de la sabiduría humana, uno piensa que hay más fuerza en un gobierno central al tener a un hombre gobernando todas las congregaciones del mundo o de una cierta área. Cuando ese hombre se corrompe, se corrompen todas las congregaciones a su cargo. Sin embargo, según el sistema de de Dios, ni siquiera una sola congregación depende de un solo hombre. Cuando una congregación, aunque sea iglesia del Señor, llega a depender de un solo hombre, se pueden esperar problemas, puesto que no se está siguiendo el plan de Dios. 

     Como ya se ha dicho, Cristo es la única cabeza. En la iglesia del Nuevo Testamento  existió temporalmente el oficio de los apóstoles. Estos fueron los embajadores del Señor (2a. Corintios 5:20) por medio de los cuales dio Su revelación el Señor, y una vez que nos dejaron escrito el Testamento de nuestro Señor (Juan 20:30-31; 1a. Juan 1:1-4; Lucas 20:29-30), no sólo cesaron los milagros (1a. Corintios 13:8-10) sino que también las personas relacionadas con lo milagroso, tales como el apostolado y los profetas, los cuales dejaron de existir (Efesios 4:11-16). Mientras tanto, la iglesia siguió y aún sigue en marcha, guiándose por la doctrina de los apóstoles (la palabra escrita) administrada por los ancianos (Filipenses 1:1) trabajando juntamente con  los diáconos, evangelistas, maestros y demás miembros, la idea del "clero" y los "laicos" no existía en la iglesia del Señor.

Siguiente                                             Doctrina

Si tiene dudas o comentarios sobre esta página, contáctenos a [ic_jonathan@msn.com]

todos sus comentarios y aportaciones son importantes para nosotros colabore en nuestras secciones

Gracias por su visita, le esperamos nuevamente